The Snowden Effect - Photo by DonkeyHotey on Flickr

The Snowden Effect – Photo by DonkeyHotey on Flickr

En la misma vida real es muy difícil mantener un secreto. Y es peor aún cuando de actividades en línea se trata. Realmente cree usted que alguna vez puede esconder su identidad?



Varias herramientas están a disposición y la forma como navega la red van a ayudar, pero es casi imposible que sus actividades en línea sean totalmente anónimas. Y es que no a todos les interesa. Existen los que hacen todos los esfuerzos para ocultar su real identidad pero también están los que permiten cookies en sus PCs

Mientras que algunos usuarios hacen grandes esfuerzos para ocultar su identidad en línea, otros se contentan con dejar que las cookies y otras aplicaciones monitoreen sus actividades. Pero si usted tiene la intención de evadir al gobierno, o tiene simplemente curiosidad por saber la cantidad de información que regala al visitar sus sitios favoritos, es importante conocer cuán público su comportamiento puede llegar a ser en el Internet.

No existe tal navegador de incógnito.

Navegadores web populares como Chrome, Firefox, Internet Explorer y Safari, ofrecen la opción de navegar por la web de forma “privada” o de “incógnito”. Pero debe saber que este tipo de privacidad no va más allá de su propio ordenador o computadora.

Safari establece que la “navegación privada” mantendrá su historial de navegación como tal, pero lo que no declaran es en realidad los sitios web que usted visita todavía pueden ser capaces de identificar su computadora por su dirección IP

Tanto su proveedor de internet como su empleador (si está utilizando una computadora de trabajo), pueden llevar un registro de su historial en la red que el “private browsing” no puede ocultar o borrar.

Cookies preventivos pero insuficiente anonimato

En efecto la opción de “modo privado” en la mayoría de los navegadores sí eliminan los cookies que su navegador almacena durante una sesión online privada. A pesar de eso las empresas aún pueden ver lo que usted hace en la web.

El bloquear las cookies no previene que los sitios web registren de su dirección IP. Si inicia una sesión en su Facebook, Google o Twitter, no importa dónde usted esté entrando a la red, esas empresas serán capaces de ver su dirección IP y grabar su ubicación.

De acuerdo con la Electronic Frontier Foundation – EFF incluso después que los usuarios han bloqueado las cookies, los navegadores aún ofrecen suficiente información sin encriptar para darle al usuario una ‘huella digital’ única que es la que permite a las organizaciones interesadas seguirlo de sitio a sitio.

El mismo Google, sin saber la necesidad de hacerlo, ha aceptado monitorear las actividades de sus usuarios sin necesidad siquiera de utilizar cookies.

Los riesgos de utilizar Tor

Tor Project es muy conocido para los que cuidan de su información personal y ciertamente la aplicación ayuda a encriptar su IP, esconderse de su proveedor de internet y hasta de la huella digital de la que habla la EFF. Otros servicios similares Geeksroom ya ha presentado con anterioridad.

Pero el problema es que utilizar Tor puede levantar sospechas en las agencias del gobierno como la archiconocida NSA, que aunque no puedan seguir sus actividades, pasaría gratuitamente a estar bajo su lente y entonces así no sirve de mucho la aplicación. Quizá eso cambie cuando Tor sea más popular.

La estilometría en ayuda de su privacidad.

La estilometría o el estudio del estilo único de escribir de una persona, puede servir para identificar los comentarios anónimos en los foros en línea. Un grupo de investigadores de la Universidad Drexel estudió las conversaciones y las contribuciones de cientos de usuarios anónimos en foros no autorizados y fueron capaces de identificar al 80 por ciento de los autores mediante análisis estilométrico, según el sitio TechCrunch.

El análisis estilométrico podría convertirse en una herramienta común para la policía y las agencias del gobierno para descubrir notas supuestamente anónimas en foros online, aunque esta técnica requiere de un mínimo de 5.000 palabras para que el análisis sea completo y eficaz.

El anonimato completo es muy difícil de lograr. La protección de su identidad en línea es imposible sin entender primero cuál es la información que está usted mismo ofreciendo. Aunque utilizar algunas herramientas para ocultar su dirección IP o bloquear las cookies puede ser suficiente para esconderse de la mayoría de los buscadores de información personal.

El problema es que cada actividad realizada en el internet deja al menos algún rastro, y cada huella tiene el potencial de exponer siempre su identidad personal. ¿Quiere desaparecer de la faz del Internet?