Google X, el laboratorio de investigación secreto del gigante de la tecnología, ha invertido los últimos dos años desarrollando la construcción de un avión no tripulado que puede transportar los paquetes de envío en todo el país. Google llama a esto su Project Wing.



En una noticia que ha causado revuelo el día de hoy y aparecida tanto en The Atlantic, como la BBC, hace reminiscencia al proyecto presentado el fin del año pasado por el CEO de Amazon.com, Jeff Bezos, en la Revista Norteamericana de Noticias 60 Minutos.

Los ‘drones’ o vehículos autónomos podrían abrir completamente nuevos enfoques para mover las cosas de un lado a otro –opciones que incluyen el ser más rápidos, más baratos, con menos residuos, y más sensibles al medio ambiente, muy diferente a la forma en que hacemos las cosas hoy en día, le dijo un portavoz de Google a Wired.com

De acuerdo con Astro Teller, Capitán del Moonshots –el nombre de Google X para proyectos de gran envergadura, Project Wing ha probado recientemente sus prototipos de aviones no tripulados en Australia, con la entrega de paquetes a un par de agricultores locales. El vehículo que se ve en la fotografía adjunta es más un vehículo de investigación que un producto final. La compañía ha dicho que no ofrecerá entrevistas adicionales sobre el proyecto.

Al parecer mientras Amazon libra una batalla frontal por captar el mercado de la publicidad con el desarrollo de su propio software, un negocio ampliamente liderado por Google; este último también quiere un pedazo de torta que hasta hoy se pensaba aprovecharía únicamente Jeff Bezos.

El equipo de Google X debatió por primera vez la idea de construir drones en el 2011, y fue en julio del 2012 que Nick Roy, del programa de Aeronáutica y Astronáutica del MIT, se uniera a la compañía para explorar factibilidades. El objetivo primero era utilizar los drones para entregar desfibriladores a las víctimas de ataques cardíacos, por su rapidez en comparación con otros medios.