facebook-like-flickr



Un equipo de investigadores de Facebook liderados por Adam D. I. Kramer, para tratar de demostrar que las emociones de las personas en las redes sociales también son “contagiosas” como en la vida fuera de línea, llevó a cabo un estudio que comprendió la manipulación de la feed de casi 700.000 usuarios.

Por una semana, a través de un algoritmo especial que reconoce ciertas palabras negativas y positivas, y sin que los científicos tuvieran acceso a los mensajes para evitar violar ciertos derechos de privacidad de los usuarios, una parte de estos recibieron muchos menos posts que los que ven usualmente con palabras emocionales negativas, mientras que los restantes en sus feeds vieron menos posts con palabras emocionales positivas.

Además y según los autores del estudio, esta investigación

Fue consistente con las políticas de Facebook sobre el uso de datos, a las que todos los usuarios están de acuerdo antes de crear una cuenta en Facebook, lo que constituye el consentimiento informado para la investigación.

Del estudio se pudo conocer que los usuarios que estuvieron expuestos a posts con menos palabras negativas fueron más propensos a utilizar más palabras positivas en sus mensajes y los usuarios que recibieron menos palabras positivas en los posts de sus feeds, fueron más propensos a utilizar más palabras negativas.

Si bien los resultados demostraron que los usuarios también son emocionalmente sugestionables en línea, no lo son tanto como fuera de línea.

Imagen Facebook(Let)