chrome-logo-big



Google hoy comenzó a bloquear las extensiones para el navegador Google Chrome que no se encuentren en la tienda Web de Extensiones para Chrome.

Esta es una medida que ya había anunciado en Noviembre pasado y comenzaría a probar en la versión beta 33 de Chrome, aunque en su momento dijo que la iba a implementar en la versión 33 estable, pero no lo había hecho hasta hoy por pedido de varios desarrolladores.

Con este cambio, las extensiones que fueron instaladas previamente sin pasar por el Chrome Store pueden ser desactivadas en forma automática y no pueden ser reactivadas, ni las pueden volver a instalar si no lo hacen desde la tienda Chrome.

En cuanto a los desarrolladores, Google dice que seguirán soportando la instalación de extensiones locales, como así también instalaciones vía política de grupo.  Además si tienen instalaciones dedicadas desde su sitio web, pueden hacer uso de la característica de Instalaciones Inline.  Los usuarios del canal de Desarrolladores Windows y de otros sistemas operativos, no son afectados por estos cambios.