hangcuff-shutters



Interpol, la policía federal de Filipinas, el departamento de Homeland Security de Estados Unidos y autoridades policiales de otros países lograron detener 58 personas que participaban de una red criminal internacional de ciber extorsión que operaba desde Manila y otras ciudades de Filipinas.

Estos supuestos criminales engañaban a sus víctimas con falsos perfiles en sitios de social media y sitios de pornografía, y luego los invitaban a exponerse frente a su webcam.  Cuando las víctimas accedían, los criminales en secreto grababan la escena.  Posteriormente los extorsionaban amenazándolos con enviar la grabación a sus familiares y amigos si no pagaban una suma de dinero.

Según AP las sumas pagadas eran entre 500 y 2.000 dólares, aunque en un caso la víctima llegó a pagar 15.000 dólares.  La mayoría de los afectados eran de Asia, Europa y los Estados Unidos.

Una de las víctimas, un joven escocés de 17 años, luego de recibir las amenazas se suicidó, por lo que también, además de cargos de extorsión y otros relacionados, quizás sean acusados de muerte.

Fuente | Yahoo Noticias
Imagen | Handcuffs Shutterstock