nsa-headquarters-wikimedia



Según un reporte del New York Times, el Presidente Barack Obama impulsaría un proyecto de ley para poner fin a las grabaciones de llamadas telefónicas por parte de la NSA.

Actualmente la NSA guarda la data de llamadas que colecta, por un período de 5 años.  El reporte indica la ley que propondrían permita que los registros de llamadas queden en poder de las empresas de teléfonos, por un período de no más de 18 meses, que es como sucede en la actualidad.

Cuando la NSA necesite acceso a ciertas grabaciones, solo podrá hacerlo bajo una orden de un juez, siempre y cuando este considere válido el pedido.

Esa orden de la corte exigirá a las empresas de telefonía que proporcionen registros de llamadas en formato de datos tecnológicamente compatibles y también deberán continuar proporcionando datos sobre las nuevas llamadas realizadas o recibidas después de que el pedido haya sido otorgado.   También otorgará permiso para obtener registros relacionados  al número que se encuentra bajo sospecha, de números borrados hasta dos llamadas, aún si esos son de clientes de otras compañías.

Imagen | NSA Headquarters (Dominio Público)