Dictadores como Fidel Castro en Cuba, Kim Jong il hasta que murió hace unos años atrás en Corea del Norte y ahora su hijo Kim Jong-Un y Sadam Hussein en Irak hasta que fue derrocado, hubo muchos en la historia de la humanidad.  Esos dictadores tuvieron éxito en sus propósitos de dominar a sus pueblos y someterlos a sus ideas pues desde el principio tuvieron a su favor unas de las herramientas más poderosas, el manejo total de la información y la educación de esos pueblos.



Hoy en día eso que pasó hace años y que lamentablemente sigue sucediendo aunque en menor medida, es mucho más difícil que ocurra pues los pueblos tienen también una herramienta muy poderosa a la que pueden acceder y que les permite contrarrestar la falta de información.  Esa herramienta no es otra cosa que Internet.  Gracias a la gran red, los pueblos se pueden informar y educar, claro que algunas veces en forma parcial, pero con eso en muchos casos, basta para poder darse que es lo que está sucediendo.

No nos olvidemos que la gente con la ayuda de Internet pudo derrocar a un tirano en Egipto y no voy a caer en el gracias a Internet, pues eso no es real, el esfuerzo para que eso sucediera fue pura y exclusivamente obra del pueblo egipcio que tuvo de su lado esa poderosa herramienta y todo lo que implica.

Ahora es el gobierno venezolano al mando de Nicolás Maduro, ganador de unas dudosas elecciones y secundado por una banda de matones, que haciendo uso de una fuerza mucho más que innecesaria, combate a los estudiantes y al pueblo que comenzó a salir a las calles a manifestar pacíficamente, por el solo hecho de querer vivir libre y dignamente como todo pueblo, cualquiera sea su raza, religión e ideas, merece vivir.

Estas manifestaciones pacíficas de los estudiantes y que ahora ya han generado que el pueblo comience a salir a las calles a pedir la renuncia de Maduro y nuevas elecciones fueron producto de distintas situaciones que han ocurrido en los últimos tiempos como la alta inflación,  la falta de productos de primera necesidad y el aumento del crimen.

Haciendo uso de su poder, hace unos días el gobierno de Venezuela bloqueó el servidor de imágenes de Twitter y está tratando de manejar el destino de su pueblo a través de la red, ya que es el que maneja la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela, proveedora de Internet y que maneja aproximadamente el 87% de las conexiones.  A través de esa empresa manejan la información que dejan pasar, bloqueando a usuarios, a sitios web y blogs, que están informando de los hechos, para que el mundo no se entere de lo que verdaderamente sucede en Venezuela.

Pero hoy en día esas estrategias para combatir la libertad, informar lo que el gobierno quiere y coartar el derecho de libre expresión, ya casi no son posibles, pues existen muchos canales por los cuales se puede llegar a la red y denunciar todos los delitos a los derechos humanos que el gobierno de Venezuela está cometiendo.

El caso más notorio es el del canal de televisión NTN24 que fue bloqueado después de los primeros encontronazos entre estudiantes y fuerzas de seguridad, apoyados por bandas paramilitares, para que no informe sobre lo que estaba sucediendo.  Pero como les comenté anteriormente, existen otros canales para informar y ese canal de TV se volcó a Youtube para seguir informando sobre los eventos en esos primeros días.

El pueblo de Venezuela no es tonto y también se las ingenia para contrarrestar la censura y represión de Maduro y sus matones, usando distintos medios, entre ellos la aplicación móvil Zello que tiene versiones para iOS, Android y Blackberry, la cual les permite a los usuarios comunicar todo lo que sucede.

También ahora han lanzado la aplicación móvil FotoAhora que permite capturar imágenes, a las cuales les estampa la fecha, hora y el lugar, para corroborar que es una foto auténtica y no como algunas falsas que publicaron medios oficiales tratando de mostrar cosas que no son.

Otros medios que utilizan incluyen canales privados con contraseñas que son utilizados por líderes estudiantiles y de la comunidad para organizar manifestaciones pacíficas e informar a los medios de comunicación internacionales como CNN de todo lo que está sucediendo en ese bonito país como lo es Venezuela.

También el mundo sigue informándose de los eventos y tratando de solidarizarse con el pueblo venezolano a través de Twitter, siguiendo el tag #SOSVenezuela, en donde se pueden ver imágenes, noticias y claro, como todo canal libre puede llegar a sufrir del abuso de gente aliada al gobierno venezolano, aunque la mayoría de la gente ya no se deja engañar fácilmente por estas tácticas.

Nicolás Maduro debe de entender que estamos en otras épocas y las batallas ganadas por otros dictadores años atrás, ya no se pueden ganar tan fácilmente, hoy en día pues el pueblo cuenta con Internet y con el respaldo de toda su comunidad alrededor del mundo.