edward-snowden-nsa



Nuevos documentos internos de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos y de su similar GCHQ del Reino Unido, que Edward Snowden entregó a los periódicos The Guardian, New York Times y ProPublica, revelan que esas agencias de seguridad capturan info privada de aplicaciones y juegos móviles como por ejemplo Angry Birds.

Los datos que son capturados van desde modelos de smartphones, tamaño de pantalla, hasta datos personales del usuario como edad, sexo, localidad y en algunos casos información más privada, como el caso de aplicaciones que envían a sus servidores orientación sexual y en un caso hasta preferencias sexuales específicas.

De acuerdo a los documentos filtrados por Snowden, las agencias de seguridad recopilan largas cantidades de data de los teléfonos móviles de diferentes formas con varias herramientas que son utilizadas para capturar la data de grandes redes móviles internacionales y hasta interceptando comunicaciones de la forma clásica a través de conexión físicamente al cableado telefónico.

También los documentos revelan que prioridad más alta de estas agencias, además de la información, es la localización del individuo, cosa que puede establecer mediante la data del GPS del Smartphone, ya que los terroristas hacen uso intensivo de smartphones para planear y llevar a cabo sus actividades.

angry-birds-thin-on-ice

Un Documento interno de la GCHQ detalla que datos se pueden capturar de diferentes aplicaciones y los ejemplos son mayoría de aplicaciones Android.  Una de esas apps es el famoso juego Angry Birds.  También nombran la plataforma de ads móviles Millennial Media, asociada a varios desarrolladores de juegos como por ejemplo con Rovio, Zynga y Activision.

Según The Guardian, ante una consulta sobre este tema hecha a los desarrolladores de Angry Birds, estos dijeron no tener ninguna idea de que estas agencias extraían data de sus juegos y según la Vice Presidenta de Mercadeo y Comunicaciones, Saara Bergström,

Rovio no tiene ningún conocimiento previo sobre este asunto, y no teníamos conocimiento de dicha actividad en redes de publicidad de terceros

Tampoco tenemos ninguna participación con las organizaciones que usted ha mencionado [NSA y GCHQ].

Fuente | The Guardian