connected-world-shutters



En Silicon Valley se está desarrollando una batalla ideológica muy importante, donde el centro de la discusión es el impacto futuro que tendría el Internet global. En esta “batalla” de pesos pesados Bill Gates hace contrapeso a otros grandes como Mark Zuckerberg, Sergey Brin y Larry Page.

La postura de Zuckerberg, Brin y Page

Para entrar en contexto recordemos que el creador de Facebook presentó en agosto pasado, con el apoyo de muchos nombres importantes de la tecnología, la iniciativa internet.org, para llevar la red a todos los rincones del mundo, blandiendo el argumento de que el Internet es necesario para mejorar al mundo.

Por su parte, desde Google presentaron el Proyecto Loon, que persigue el objetivo de llevar la Internet a todos los rincones del mundo utilizando una red de globos atmosféricos que servirían como repetidores y amplificadores de señal. El argumento también es que Internet es necesario para el desarrollo mundial.

Gates no opina lo mismo

Los tres mencionados anteriormente poseen gran renombre, pero jamás se debe menospreciar una opinión de Gates. El hombre detrás de Microsoft (aún) opina que “la tecnología es increíble pero no va a salvar el mundo”; centra su argumento en que las mejoras tecnológicas son necesarias, pero hay que realizar otro tipo de acciones para mejorar el planeta.

Junto con su esposa, Gates preside la Fundación Bill y Melinda Gates, que cada año destina millones de dólares para combatir la pobreza, la desnutrición infantil y las enfermedades infecciosas en países de tercer mundo, donde la tecnología lleva cuando menos un par de décadas de retraso.

¿Necesario o no?

A veces me causa contradicción que un personaje tan relacionado con la tecnología y de la talla de Bill Gates haga declaraciones que minimicen la importancia de la red de redes. Concuerdo que el mero hecho de tener Internet no va a hacer que el mundo sea un lugar mejor.

Internet es un medio para un fin; que todos tengan Internet es un buen incentivo para el desarrollo tecnológico pero no es el desarrollo en sí. Claro que la alimentación y salud del mundo importan, pero no por ello la tecnología debe dejar de desarrollarse, y viceversa, la tecnología es genial pero por si solo no va a alimentar y cuidar al mundo. Son complementos y hay que desarrollarlos a la par.

Vía | Vanguardia
Imagen | Connected World Shutterstock