concentrate-shutters



Muchos expertos alrededor del mundo han tocado ya el problema de la atención parcial continua, una afectación generalizada que sufren actualmente quienes utilizan dispositivos digitales con conexión a Internet, que se puede explicar como “el que mucho abarca poco aprieta”.

Este problema se deriva de la gran cantidad de información que a cada momento nos motiva a cambiar de actividad. Quizá te suene el siguiente ejemplo: estar chateando en Facebook, pasar a revisar la notificación de un email nuevo, cambiar la canción que estás escuchando, twittear algo, volver a Facebook, y así sucesivamente.

El problema de la atención parcial continua lo experimentan sobre todo los jóvenes, quienes están perdiendo la capacidad de concentrarse en una sola actividad, ya que continuamente están brincando de una actividad a otra, de manera muy veloz pero que les impide realizar una sola tarea de manera adecuada.

Los jóvenes de hoy atienden todo, son capaces de brincar de un servicio a otro, de una actividad a otra, ya sea en el celular, en la computadora o en la tableta, pero esto no necesariamente implica que estén comprendiendo lo que hacen, y aunque lo hagan su capacidad de permanecer durante un tiempo determinado en una sola actividad es mínima.

El verdadero problema se refleja en la escuela o el trabajo, donde por lo general hay que concentrarse en una sola actividad, desarrollarla de manera adecuada y llevarla a buen término. Por eso las nuevas generaciones están teniendo mayores problemas académicos, ya que su incapacidad para concentrarse les impide tener un buen desempeño académico.

Vía | Vanguardia
Imagen | Ollyy Shutterstock