mugshot-shutters



Google no quiere que los sitios que publican imágenes de prontuarios policiales y solicitan dinero para sacar las mismas de sus páginas, aparezcan en los primeros lugares de los resultados, por lo cual tomó acción para que no aparezcan en la primer página.

Según el periódico New York Times, esos sitios cobran entre 30 y 400 dólares por remover las imágenes.

Google desde hace un par de meses atrás viene trabajando en el algoritmo para combatir este problema.  Finalmente esta semana pasada actualizó el mismo y esos resultados fueron empujados al siguiente día más allá de la primer página.

El buscador se ampara en el hecho de que esos sitios no cumplen con algunas de las políticas de uso del servicio y por eso toman esa medida.  Aunque Google no reveló cuáles eran las políticas con las que no cumplen estos sitios

El artículo es muy interesante ya que se centra especialmente en como esto afecta a mucha gente que si bien pudo haber cometido algún error en su vida y ya pagó por el mismo, siguen siendo condenados por estos sitios, impidiendo en muchos casos que puedan conseguir un trabajo o sean rechazados o humillados por otras personas.

Igualmente Google no es el único que se encuentra en esta cruzada en contra de estos sitios, también tarjetas de crédito como Mastercard, American Express y Discover, se encuentran en el proceso de suspender  sus servicios como forma de pago de estos sitios, Visa está estudiando el caso y pronto decidirá, y por último Paypal ya decidió suspender sus servicios.

Fuente | New York Times
Imagen | Mugshot Shutterstock