ecommerce-cart-checkout-shutters



Por Rafa Bordes –

La masificación de las nuevas tecnologías, especialmente los terminales móviles (teléfonos y tablets), junto con la democratización del uso de Internet están provocando muchos cambios en nuestra Sociedad, tanto a nivel personal como profesional. Posiblemente uno de los cambios más importantes entre la Sociedad ha sido el crecimiento del comercio electrónico, entre otros.

Ahora cualquier persona es capaz de realizar una compra online en cualquiera de los millones de comercios electrónicos existentes para proveerse de música, tecnología, moda o alimentos, pero pocos son los que tienen en cuenta algunos de los consejos siguientes para hacer más seguras sus compras.

La seguridad en Internet supone otro gran negocio, pero al usuario normal lo que le importa es que las cosas vayan bien y nadie pueda sustraer datos confidenciales que puedan suponer un perjuicio en sus cuentas. Por este motivo es importante conocer los símbolos más importantes a la hora de detectar si un sitio es seguro o no para realizar tu compra.

¿En qué debo fijarme para realizar compras online de forma segura?

  • IDENTIFICACION DE LA EMPRESA
    Lo primero y más importante es cercionarnos de que la empresa es real y ofrece sus datos en la web. La ley (LSSI) obliga a identificar al propietario de cualquier sitio online. Pero además conocer si la empresa que ofrece el servicio existe, si es una SL o un autónomo, si tiene formas de contacto directas y fiables o si dispone de un registro mercantil o nos ofrece su identificación fiscal. Una de las formas más sencillas de identificar al propietario de una web es revisar el aviso legal del sitio que es donde habitualmente se incluye la información fiscal y donde podemos conocer los detalles mencionados. El hecho de que incluyan un teléfono fijo a la vista de los clientes dice mucho en su favor.
  • IDENTIFICACION DEL SITIO WEB
    Una vez tenemos identificada a la empresa y somos conscientes de que existe y ofrece sus datos tendremos que comprobar que el sitio en el que nos encontramos es realmente el sitio de la empresa que se identifica. Esto es importante para evitar casos de phishing que suelen afectar a sitios web de grandes marcas que atraen muchos clientes de forma natural. Lo primero será fijarnos en la URL (http://www.) para comprobar que si estamos en el sitio de Fnac.es sea esa la dirección que aparece y no fanc.es o similar. Esto puede parecer una tontería, pero cada día se conocen casos nuevos de phishing en el que algunos internautas poco precavidos caen en la redes de estos mafiosos y ahora buscan cobijo.
  • FORMAS DE PAGO
    Lo habitual en el comercio electrónico es que se ofrezcan diferentes formas de pago para que el cliente elija la que más le convenga y muchos, especialmente los que menos experiencia tienen, tienden a elegir formas de pago como el ingreso en cuenta o la transferencia bancaria con el fin de huir de la temida tarjeta de crédito (de la que se teme la copia). Posiblemente la forma más segura de pago es la de pago con tarjeta o Paypal y, además, no suelen presentar recargos como sucede en el pago contrareembolso.
  • CERTIFICADOS DE SEGURIDAD
    Saber que estamos en una página en la que existe un certificado de seguridad que cifra toda la información que allí se vierte es otro punto importante. La forma más sencilla para detectar esto es fijarnos en la URL que en lugar de empezar por http:// empezará por https:// Dependiendo del navegador que uses es posible que el propio navegador cambie el color de la URL al entrar en una web con certificado de seguridad SSL.
  • CONDICIONES DEL SERVICIO
    De acuerdo, la empresa existe y sus productos también y todo es correcto, pero ¿Qué pasa con las devoluciones o plazos de entrega o cualquier otro detalle que en el momento de la compra podemos no recordar, pero que pueda planearnos un problema posterior? Leerse las condiciones del servicio es una labor tediosa a la que a nadie le apetece, pero tener claro qué estamos aceptando antes de finalizar el proceso de compra es un punto importante.
  • OPINIONES DE CLIENTES
    Las opiniones de otros clientes pueden ser importantes, pero solo relativamente importantes. Si un sitio web o un producto dispone de una gran cantidad de comentarios de otros clientes esto puede ayudarnos a tomar la decisión de comprar o no el programa. Guiar una compra única y exclusivamente por las opiniones de otros clientes puedes ser un acto imprudente, pero tenerlo en cuenta muy prudente.

Como puedes ver los consejos son relativamente sencillos y pueden ayudarte a que tu próxima compra en la red sea más segura, más fiable y, por tanto, mejor para ti.

[Imagen de portada Shutterstock]

rafaEste artículo fue escrito por Rafa Bordes Técnico en Comercio Internacional y especialista en Marketing, Comunicación, Diseño Web y Redes Sociales. Está en las redes desde que se empezaron a tejer y ha llevado a cabo muchos proyectos. Es autor de varios ebooks gratis que puedes descargar en su blog personal. Puedes encontrarlo en las principales redes sociales, pero más fácilmente en Twitter o en su blog.