carolee-ashby

Imagen Carolee Ashby Group Facebook

Todo sucedió en 1968, hace 45 años, en una noche de Halloween cuando Carolee S. Ashby, su hermana y un primo regresaban de comprar velas para el pastel de cumpleaños número 15 de su hermana.  Cruzando una calle en su barrio de Fulton, Nueva York, fueron embestidos por un automóvil, cuyo conductor no se detuvo, siguió su marcha.  Solo Carolee resultó gravemente herida y al poco tiempo murió.



Por muchos años trataron de resolver el caso, se siguieron muchas pistas y hasta el caso fue abierto nuevamente en el 2.000 pero sin suerte, hasta que el año pasado, un detective que ya se había retirado del departamento de policía de Fulton, Lt. Russ Johnson, decidió publicar el caso en Facebook.

Al poco tiempo de publicado el post la policía de Fulton informó que pudieron identificar al conductor, el cual se llama Douglas Parkhurst, de 62 años de edad, quien vive en el pueblo de Oswego, al norte de Syracuse.

Parkhurst fue cuestionado durante la primer investigación poco tiempo después del accidente, pero si bien declaró que esa noche había chocado con su automóvil, fue en el pueblo de Volney y contra un poste.  A pesar de que el daño en el auto no coincidía con lo relatado por el hombre, aún así nunca más fue cuestionado.

El caso se resolvió cuando una mujer de Florida, ex residente de Fulton, leyó el post del detective en Facebook y se comunicó con las autoridades del departamento de policía de Fulton, declarando que esa noche un miembro de la familia Parkhurst se acercó a ella y le pidió que dijera que la noche de Halloween había estado con Douglas Parkhurst y su hermano, a lo cual la mujer se negó y nunca supo por qué le habían pedido eso, hasta que se enteró del suceso a través del post del detective en Facebook.

Con estos datos y luego de interrogar a Parkhurst varias veces, este finalmente confesó y entre otras cosas dijo que esa noche había tomado alcohol, admitiendo que cuando embistió a la niña pensó que era un animal y que por eso no se detuvo.

Lo lamentable de todo esto, aún sabiendo que el caso finalmente fue resuelto y se conoce la identidad del culpable, es que no se pudo hacer nada debido al estatuto de limitaciones, ya que la fecha límite para poder procesarlo criminalmente ya venció.

[Fuente Today Tech]