Seguro que muchos de ustedes al leer el título pensarán que la idea vino de un padre preocupado por todo el tiempo que su hija se pasa en Facebook, pero nunca estarían más errados.



La idea fue de la hija, que tiene 14 años de edad, quien le propuso a su padre llamado Paul Baier, que por 200 dólares dejaría de usar la red social por el término de aproximadamente 5 meses.

El padre más que contento aceptó y para cerrar el trato firmaron un acuerdo escrito en el que estipularon la fecha de comienzo, la fecha de terminación y las dos fechas de pago de los docientos dólares, además de indicar en que gastaría el dinero.  A esto último la joven escribió que compraría stuff (cosas), sin especificar qué cosas.

Una vez firmado el acuerdo, la hija le dio la contraseña de la cuenta al padre, quien la cambió la y desactivó la cuenta.

A continuación tienen el contrato,

facebook-contract-father-daughter

[Vía CNN – Fuente PracticalSustainability]