windows-crash



La revista New Scientist reporta en su sitio web, que la University College London (UCL), creo una computadora denominada “systemic computer”, la cual se repara por si sola.

Es una computadora que se basa en la aleatoriedad de la naturaleza y puede en forma automática recuperarse de cualquier problema que surja, reparando por si sola los datos corruptos que normalmente provocan que un equipo se cuelgue.

En lugar de trabajar como los ordenadores que utilizamos los cuales trabajan con modelos de procesos naturales, siguiendo una serie de instrucciones en forma ordenada, esta nueva computadora posee procesos distribuidos, descentralizados y probabilísticos.  Según el Científico en Computación Peter Bentley este ordenador es tolerante a las fallas.

Bentley y Christos Sakellariou son los creadores de esta computadora, en la cual los datos están enlazados a instrucciones que saben lo que hacer con ellos.  Por ejemplo si el ordenador se calienta mucho, sabe lo que tiene que hacer para bajar la temperatura.

La unión de datos con instrucciones están organizados en sistemas y cada uno de estos sistemas tiene memoria conteniendo datos sensitivos al contexto, los cuales solo pueden interactuar con sistemas similares.

Estos sistemas se ejecutan en diferentes tiempos elegidos en forma random, imitando la aleatoriedad de la naturaleza.

Según Bentley los sistemas llevan a cabo sus instrucciones al mismo tiempo y ningún sistema puede prevalecer sobre los otros.

Bentley comenta lo siguiente, “El conjunto de sistemas interactúan de forma paralela, y al azar.  El resultado de un cálculo emerge simplemente de estas interacciones”.

Esta computadora contiene varias copias de sus instrucciones distribuidas en diferentes sistemas, lo que significa que si uno falla, la computadora puede tomar las instrucciones de otro sistema y reparar el sistema corrupto por si sola.

Los dos científicos ahora están trabajando tratando de enseñar a este ordenador a escribir su propio código en respuesta a los cambios en su ambiente.

¿Estaremos cerca de Terminator? 🙂

[Fuente New Scientist]