instagram-socialmatic-project-2



Finalmente Kevin Systrom, uno de los fundadores de Instagram, en un artículo en el blog oficial del servicio, aclaró la confusión que creó el cambio del ToS.

Entre otras cosas Systrom admitió que el lenguaje utilizado en el nuevo ToS es confuso,

“No es nuestra intención vender sus fotos. Estamos trabajando para actualizar el lenguaje en los términos del servicio para estar seguros de que quede claro. “

Muchos fueron los usuarios que comentaron que ya se habían borrado del servicio o se estaban por borrar y lo que más les molestó para pensar en una decisión tan drástica fue la confusión que creó el nuevo ToS, pues en un primer momento se interpretó que Instagram podía vender las imágenes públicas de los usuarios e incluirlas en publicidad.

Según se va aclarando el panorama y luego de las declaraciones de Systrom, la confusión de muchos, primero se debió al lenguaje utilizado, lo cual Systrom mismo confiesa que fue un error de ellos y segundo al no haber reaccionado inmediatamente y aclarar el tema.

En cuanto a que las fotos pueden aparecer en publicidad, Systrom también escribió lo siguiente,

“No tenemos planes para algo como esto y por eso vamos a eliminar el lenguaje que planteó la cuestión.”

Pero lo más importante del artículo es el párrafo que trata sobre los derechos de propiedad,

“Derechos de Propiedad Los usuarios de Instagram son los dueños de su contenido e Instagram no reclama ningún Derecho de Propiedad sobre sus fotos. Nada de esto ha Cambiado.”

Nilay Patel, editor de The Verge, luego de explicar porque Instagram no puede vender las fotos de los usuarios, al terminar su artículo escribe una frase que nos hace reflexionar y pensar en que quizás en realidad lo que creó más confusión, además del lenguaje utilizado, fue la historia de Facebook,

La verdadera lección aquí no se trata de Instagram – se trata de lo poco que creemos en Facebook

[Fuente Instagram Blog]