Hace unos días recibimos el lector de eBooks Kindle que Amazon nos envió para hacer una reseña, lo hemos probado para vosotros y aquí está nuestro análisis.



Nos llego el lector de Kindle negro y en la caja venía una breve guía rápida para poder manejarlo enseguida y un cable USB para cargar la batería desde el ordenador, el adaptador para la corriente se debe comprar aparte, pero puedes utilizar el de tu smartphone ya que es una conexión USB universal.

La característica principal es la pantalla de tinta electrónica de seis pulgadas con una resolución de 167 ppp y 16 escalas de grises. Consume menos energía que las tabletas, la batería tiene una duración de un mes de uso regular, con una carga completa en tres horas, si utilizas WiFi puede reducirse a tres semanas, depende del uso que hagas.

La capacidad total de almacenamiento es de dos GigaBytes, 1,25 Gb se encuentran libres, se debe  a la memoria interna  utilizada por el sistema operativo del Kindle. Sin embargo Amazon también te ofrece almacenamiento en la nube para cada título que compras. Esto significa que si deseas volver a visitar un viejo libro que has eliminado de tu Kindle, lo puedes descargar de nuevo.  Amazon asegura que puedes mantener 1.400 libros en el Kindle con la memoria interna que queda disponible, aunque no es ampliable con una tarjeta de memoria externa, sin duda suficiente para tus lecturas.

Otra ventaja para los lectores de Amazon es la simplifican del proceso de compra de un libro electrónico, pueden adquirir los libros de manera directa desde este gadget gracias a su conexión a la red con la conectividad Wi Fi.

Puedes compartir tu lectura en redes sociales como Facebook y Twitter directamente desde tu Kindle y sin dejar la lectura. Puedes publicar un tweet sobre una novela, cuando subrayes o crees una nota.

Lo primero que hacemos cuando ponemos el Kindle por primera vez en marcha es configurar el idioma está en Español, que se presenta por defecto una vez se ha instalado el controlador en Windows 7 y no debes hacer nada simplemente conectarlo vía USB, el siguiente paso es conectarte vía WiFi siguiendo unas sencillas instrucciones. La puesta en funcionamiento es fácil y rápida, vas siguiendo los pasos con unos simples clics.

El diseño para navegar y controlar el dispositivo es funcional, hay una fila de teclas en la parte frontal inferior del lector para acceder al teclado virtual, el scroller cuatro direcciones, el menú y la tecla para ir al inicio, así como un botón para volver hacia atrás. En ambos lados se encuentran los botones para ir hacia adelante y hacia atrás también para pasar paginas, así que han pensado en los zurdos. En la parte inferior del Kindle hay el puerto USB para la carga y un botón para encender el dispositivo.

La pantalla de tinta electrónica consigue también ausencia de reflejos y consecuentemente una mejor experiencia de lectura ya que la pantalla no emite destellos que puedan cansar la vista. En exteriores la luz no molesta y permite la lectura. Para ahorrar energía, el Kindle se apaga al cabo de unos minutos de inactividad. Siempre te pone un fondo de pantalla de tinta electrónica, que no gasta batería.

Al pulsar el botón de la página siguiente, todo queda en blanco durante un tiempo muy breve. La carga de las imágenes aun con el sistema del ahorro de energía de los Kindle no afecta negativamente en la lectura.

La conexión inalámbrica en el Kindle funciona muy bien. La descarga de libros es rápida, la compra se transfiere automáticamente. El radio de acción de una buena conexión WiFi, depende de la distancia y paredes de por medio, si no quieres perder la conexión.  Kindle guarda el último punto de lectura. Para leer no necesitas el WiFi.

En fase experimental puedes navegar por Internet con el navegador que incorpora, de momento no es algo que destaque, es un lector de libros no una tableta, pero quizás una de las mejores funciones, es poderte conectar con la versión móvil de Google Reader para estar al día de tus suscripciones a blogs y canales de noticias.

Una desventaja de este Kindle es que no soporta el formato ePub, uno de los estándares del sector. Los usuarios que adquieren libros en este formato deberán convertir al formato de Amazon mediante aplicaciones como el programa conversor Calibre. Aun así el Kindle admite otros formatos cómo los de Word de Microsoft, formatos de texto y PDF. Además puedes cargar tu Kindle con estos formatos enviándolos con un correo electrónico personal que te ofrecen con el dominio de Kindle: tunombrecorreo@kindle.com puedes enviar simultáneamente hasta 25 archivos adjuntos, los documentos de Word y texto son los que mejor se adaptan en el Kindle. Con PDF debes jugar con el zoom para leer, y puede no ser tan cómodo. No hay soporte de audio para este Kindle, pues solo esta enfocado para la lectura.

Otro lector de libros de características similares es el Papyre 601 de Grammata. El precio de venta en la tienda oficial Grammata es de 112 euros, más caro que el Kindle. El Tagus Pulsa de La Casa del Libro cuesta 89,90 euros.   Barnes & Noble pasa directamente a su versión táctil el “Simple Touch” a 99 dólares.

En un mes de noviembre hace 5 años Amazon presento su primer lector de libros electrónicos el Kindle, entonces costaba 399$ hoy se encuentra en Amazon por un precio asequible para todos los bolsillos por 79€ gastos de envió incluidos. Con una librería en su tienda de eBooks, Amazon nos ofrece 1 millón de libros en varios idiomas y 8.000 en Español, incluidos algunos libros electrónicos gratuitos listos para descargar. Los precios de los libros la mayoría son asequibles.

Teniendo en cuenta otros lectores de características similares nos gustaría destacar que el Kindle es la mejor opción para los usuarios que buscan un modelo básico de lectura y a la vez una buena relación calidad precio con una amplia librería disponible en Amazon.

Valoración Final: 8/10