El nuevo rol de las bibliotecas, los ‘hackerspaces’ y el “3-D Printing”

compartido
115
Veces


No importa la estirpe que usted tenga en la sociedad, las bibliotecas siempre van necesitar ser utilizadas.

No estoy seguro de cuántos de ustedes conocen de Computer Numerical Control (CNC), una área creciente en la industria norteamericana. Para ello los diseñadores van más allá del uso de AUTOCad para situarse en el manejo y perfeccionamiento del Mastercam Pro que permite el diseño y confeccionamiento de casi todo lo que la mente se proponga en madera, plástico, metal y aluminio.

Pero los costos siguen siendo altos y por eso tal como lo asevera Meg Backus, autor del blog Interventionist Librarianship, y profesor en la Syracuse University de Nueva York; las impresoras 3-D serán dispositivos que todos tendremos al alcance en unos 20 años más.

En un proceso muy comparable al método de inyección (pero más barato), una impresora 3-D puede producir objetos plásticos basados en un archivo de computadora.

Y en eso trabajan algunas bibliotecas norteamericanas como la de The Allen County Public Library en la ciudad de Fort Wayne, Indiana. Su director Jeff Krull cree que a las bibliotecas ya no les concierne los libros, sino el proceso de aprendizaje, la exploración y el expandir el horizonte de tus ideas. En ese rango, su biblioteca, dice el director, cree que su misión es proveerle los recursos a la comunidad que los necesita.

Para atender esta demanda, la Biblioteca del Condado de Allen, ha firmado un convenio con TekVentura que es la que provee un trailer equipado con 3-D printing y lo que ellos denominan hackerspaces y que se estaciona en el estacionamiento de esa biblioteca. Los ‘hackerspaces’ no tienen que ver nada con los hackers, sino con espacios donde personas con entrenamiento y experiencia le muestran el uso de sofisticadas herramientas para la realización productiva.

Los hackerspaces están tomando fuerza, no solo impulsados por las bibliotecas sino acogidos por personas emprendedoras que buscan salir del empleo medio de 10-12 dólares la hora. En un tiempo cuando la economía exige autosuficiencia y gestión, el que la gente pueda construir algo por sí misma es una ventaja y más si se lo ofrecen en un laboratorio como es una biblioteca pública.

Existe un infinidad de cosas que se puede hacer con el CNC y el 3-D printing. Como dicen en inglés: Stay tuned! (Manténgase al tanto).

[Fuente NPR][Imagen CC mightyohm]

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Si te gustó el artículo, nos ayudará si ofreces un Me Gusta y compartes Geek's Room!

Acerca de Milton Ramirez

Milton Ramirez es Editor de GeeksRoom.com en los EE.UU. Ha estado en el mundo de los blogs por más de 10 años y es un apasionado por la Education & Tech, con experiencia en educación y comunicaciones online y tradicional. Es a jack of all trades, le gusta leer y no es muy difícil encontrarle deambulando por las redes sociales como @tonnets.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Últimas Noticias, Enterprise, Tecnología y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Los comentarios están abiertos para todos los lectores, pero si los mismos contienen spam o son comentarios ofensivos, nos reservamos el derecho de eliminarlos.