Dave Winer: Las razones por las que apoyo a Stallman

Cuando estaba en la secundaria, había un tipo llamado Sam que no encajaba totalmente. Era torpe, gordo, no vestía bien. Y era bastante obvio que él venía de un hogar que no funcionaba bién. Sus ropas estaban sucias. Andaba sucio, a veces no olía bien, y hacía cosas raras.

Pero era una escuela secundaria avanzada. Había que tomar un examen para entrar, y la mayoría de los estudiantes no lo hicieron. Así que eso significaba que, aun cuando Sam era extraño, y realmente lo era, tenía que tener algo a su favor.

Y por supuesto, porque era raro, la gente lo trata mal. Se burlaban de él mientras caminaba por el pasillo. Durante el recreo siempre estaba solo, excepto cuando alguien lo estaba molestando. Por lo general, cuando esto ocurría un grupo aparecía. Se podía ver a Sam tratando de hacer contacto visual con alguien, y siempre entre perdido y sorprendido a la vez.

Yo estaba entre los muchachos más populares. Me quedé fuera de la multitud, pero finalmente decidí participar. Yo y mi mejor amigo Mark caminábamos con Sam para el metro y hablábamos con él. Sí, él era muy extraño, y no nos trataba de manera especial. Nos dijo todas las cosas raras que él le decía a todo el mundo. No creo que él se daba cuenta de lo extraño que era eso. Pero nos quedamos con él. No sé si eso ayudó o como cambió la vida de Sam.

De todos modos, al cabo de algunos años, me trataron igual que a Sam, en la comunidad bloguera. Desde mi punto de vista, esperaba caerles bien a los recién llegados, porque yo les había abierto el camino, y no estaba pidiendo nada a cambio. (En realidad, esperaba agradarles, porque así es como habían sucedido las cosas durante toda mi vida. Yo era muy popular generalmente, uno de los niños divertidos, no el objeto de abuso infantil.)

No podía creer lo que estaba sucediendo. Y entonces las personas que fueron posiblemente el tipo de gente que se burló de Sam cuando éramos niños, apareció, y se puso mucho peor. Se puso tan mal que me retiré de las comunidades que formaba parte. Algunas de las cuales dirigía. El tipo de ostracismo que pasa en los patios de la escuela secundaria no es nada comparado a lo que sucede en las comunidades virtuales. Finalmente sales del colegio. Pero si usted quiere seguir construyendo sobre el trabajo realizado, como suele suceder, no puede escaparse de ese aislamiento. Hasta que no puede soportarlo más. Y por supuesto, los molestosos consiguen lo que quieren. Es realmente irritante cuando estas personas trabajan para empresas como Google, Microsoft o IBM. Porque es seguro que esta actitud no causa daño a sus carreras, ni las interfiere, pero tampoco aniquilan mi trabajo. Ya no soy un niño, al igual que Sam lo era. Yo entiendo lo que está sucediendo.

Hace unos años en Berkeley, conocí a Richard Stallman. Fuí presentado por mi amiga Sylvia Paull, quien era su publicista (que todavía puede serlo, no estoy seguro). Fue increíble, porque uno de sus compañeros ahí (cuyo nombre no recuerdo) me estaba provocando al igual que lo hacían las personas en los grupos de trabajo en la red. Lo miré y le pregunte si realmente se atrevía a hacer eso, en frente de Stallman. Sí, él se siguió haciéndolo. Así está de generalizada la cultura del irrespeto. Para beneficio de Stallman, no sólo se detuvo, sino que siguió escarbando. El quería entender lo que estaba en la raíz de todo esto. Le dije que había liberado bajo GPL el trabajo de toda mi vida. Y este era el tipo de trato que estaba recibiendo de forma amplia. No fue una conversación larga, pero pude ver en sus ojos la empatía que Sam había estado buscando hace años atrás. La gente piensa que Stallman no se da cuenta, pero mi sensación es que él es mucho más consciente que la mayoría de la gente.

Por supuesto en ese momento yo era consciente de que Stallman recibe el mismo tipo de tratamiento.

Me parece haber escapado de ella, en su mayoría. Pero todavía veo que continúa para Stallman, y eso me hace sentir mal. Creo que un tipo como Stallman debe ser escuchado y que debemos pensar en lo que dice. Y si no estás de acuerdo, ten el respeto de expresarte con dignidad. Y si la gente, comienza tomárselo a nivel personal, debe haber moderadores para ponerle fin a la misma, o por lo menos reclamar por eso. Nadie debe estar solo cuando está sometido a ataques personales.

Pero esto es lo que realmente me molesta. Cuando la gente dice, estoy bien, porque yo no soy tan malo como Stallman. Esa es una manera tan horrible de controlar a alguien. ¿Cómo se supone que debo responder a eso? Agradecer que ahora no puedes tratarme como si estuviéramos en la secundaria y que yo era el tipo raro del que podías abusar sin ser sancionado? O decir lo que creo y dejarte ser el imbécil en el que te convertirías si digo algo que no viene de un cortador de galletas.

Muy raras veces, alguien lo defiende – y es algo que nunca se olvida. Una vez en el centro de una multitud, Jason Kottke se interpuso entre mí y dicho grupo y dijo algo así. ¿Acaso David no ha hecho un montón de cosas buenas de las que nos estamos beneficiando? Tal vez deberíamos ser más amables con él. Él era el único que tuvo las agallas para hacerlo (y él lo hizo solo una vez y no funcionó). ¿No es triste que de los cientos de personas, él fuera el único que entendiera que había un ser humano en el centro del círculo y no quería estar en condiciones de hacerle daño a esa persona? Eran adultos, no niños.

Es por eso que me quedé tan sorprendido al ver como Kottke ridiculiza a Stallman en su blog, de entre todas las cosas, su inclinación los loros! Coño. Los loros son animales grandes. Así que a Stallman le gustan. Y si lo vas a ofrecer un lugar para quedarse, y tienes un loro, no te preocupes porque Stallman te lo agradecerá. Pero no vayas a comprar un loro sólo para complacerlo, ya que los loros son seres complejos que viven una vida larga, y si haces eso, vas a hacer al loro muy infeliz. Bueno, usted dice que es raro. Y yo digo que lo raro es bueno. Las personas que muestran su originalidad abiertamente, sin miedo, son gente que admiro. Y son personas a las que defiendo.

Y creo en la calidad de corazón que tiene Kottke. Así que vale la pena decir algo.

Lo que Stallman hace es lo que cualquier buen blogger haría. Él dice lo que piensa. Y si realmente pones atención a lo que dice, vas a aprenderá algo. Probablemente algo de lo más importante que aprenderás es tu propio miedo. Porque Stallman tiene algo que asusta a un montón de gente. Ellos no trataran de aislarlo tanto, si él no evocara miedo.

Supongo que hago lo mismo, al igual que mi amigo Sam de la escuela secundaria.

Tal vez sea hora de que aprendamos a escuchar, aun cuando tengamos miedo.

Nota del editor: Esta es una traducción libre del artículo de Dave Winer escrito en su propio blog en defensa de un hombre que por decir lo que piensa ha recibido muchas críticas últimamente.

[Imagen CC vidoh]

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Acerca de Milton Ramirez

Milton Ramirez es Senior Editor de GeeksRoom.com en los EE.UU. Ha estado en el mundo de los blogs por más de 10 años y es un apasionado por la Education & Tech, con experiencia en educación y comunicaciones online y tradicional. Es a jack of all trades, le gusta leer y no es muy difícil encontrarle deambulando por las redes sociales como @tonnets.
Esta entrada fue publicada en Cultura Geek, Internet, Linux y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Los comentarios están abiertos para todos los lectores, pero si los mismos contienen spam o son comentarios ofensivos, nos reservamos el derecho de eliminarlos.

Una respuesta a Dave Winer: Las razones por las que apoyo a Stallman

  1. Pingback: Dave Winer: Las razones por las que apoyo a Stallman | GeeksRoom « juandon. Innovación y conocimiento