Wi-Fi Alliance es una organización no gubernamental que agrupa a cientos de compañías encaminadas a que la proliferación de la tecnología Wi-Fi tenga éxito a través de todos los segmentos del mercado. Esta organización contrató los servicios de Wakefield Research para llevar a cabo una encuesta cuyos resultados presentamos.

La encuesta recogió respuestas de más de 1.000 milenials ( repondientes pertenecientes a la Generación Y entre 17 – 29 años) en los EE.UU. y unos 400 más milenials en países como China, Japón y Corea.

Lo que fundamentalmente se descubrió es que la tecnología Wi-Fi esta cambiando la forma en que las familias y las amistades se comunican. Los gadgets actuales equipados con Wi-Fi están reemplazando la TV como el centro de reunión tanto paro los americanos como para la gente en el extranjero.

El 64 por ciento de los norteamericanos y el 89 por ciento en China, estuvieron de acuerdo en que era casi imposible mantener relaciones con sus amigos sin Wi-Fi. Los porcentajes variaron un poco cuando de las relaciones familiares se trata. Un 44 por ciento norteamericano frente al 82 por ciento entre los chinos.

El estudio marcha paralelamente a lo encontrado recientemente por Nielsen. Dos tercios de los norteamericanos y cuatro quintos de los chinos pasan más tiempo en el uso de aparatos equipados con Wi-Fi que observando la TV. Considérese que en estos mismos equipos también se puede ver televisión, sean estos un smartphone, una laptop o un iPad.

El deseo de permanecer en constante contacto hace que los encuestados crean que el Wi-Fi sea una necesidad y no un lujo.

El 87 por ciento de los ‘gringos’ y un 74 por ciento de los ‘ojitos razgados’ consideran que el acceso a Wi-Fi es una necesidad tanto en escuelas como en universidades y más de la mitad de los que respondieron la encuesta en los EE.UU. creen que además esta tecnología es una necesidad en restaurantes y lugares de compras. No por nada las aerolíneas norteamericanas están extendiendo este servicio y los mall hacen cosas similar.

Existe una última conclusión: Los encuestados se sienten más incómodos y enojados al no tener Wi-Fi durante una semana, que el no obtener una taza de café o de té en ese mismo tiempo. Esa especificación estuvo presente en un 75 por ciento de los norteamericanos, un 64 por ciento de los coreanos, y el 87 por ciento de los chinos.

Para este artículo también contribuyó Gustavo Martinez.

[Fuente Gadgetwise][Imagen CC °Florian]


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!