Una joven de 17 años recibirá 33 mil dólares luego de que le inicio juicio a su escuela secundaria en Pannsylvania y lo que motivó el juicio fue la curiosidad del director de la escuela por conocer que contenía su celular.

Todo comenzó un día de Enero del 2009 cuando esta joven estaba utilizando su teléfono en clase, cosa que no debía de haber hecho. Por esto, su maestra le quitó el teléfono y lo envió a la dirección. Hasta aquí todo bien, pero el problema viene a partir de ese momento, ya que el director de la escuela decidió investigar que tenía guardado la joven en su teléfono por lo que vio los mensajes de texto, emails y fotografías.

Entre las fotos, había una de la joven totalmente desnuda, por lo que el director hizo la denuncia a la policía y la suspendió por 3 días.

La estudiante declaró que “Espero que este acuerdo en el futuro guiará a los funcionarios de las escuelas a considerar si tienen una justificación válida para revisar los mensajes  de texto privado, correos electrónicos y fotos de los estudiantes.”

Que si esto está fuera de lugar? por supuesto que está fuera de lugar, nadie puede invadir la privacidad de las personas y un teléfono es privado, como el cajón de mi escritorio o el interior de mi casa o mi billetera, nadie tiene el derecho, sin una orden de cateo, de ver nada y en esto el principal se pasó de la raya, por lo que está bien que la escuela tenga que pagar por violar los derechos de esta joven.

Con esto no estoy diciendo que la joven actuó bien, no, ella debería haber seguido las reglas de la escuela y pagar por su error, pero de ahí a violar su privacidad, es algo que no se puede admitir.

Debido a la edad de la joven, no han dado su nombre y en los papeles de la corte figura como NN.

[Fuente ACLU]


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!