Mark Papermaster era vicepresidente senior de Apple, en el Departamento de Ingeniería y Hardware de los Dipositivos que produce la compañía. El era responsable por los equipos de ingeniería del iPod y el iPhone, y se reportaba directamente al CEO de Apple.

Eso es lo que confirma el New York Times que fueron quienes dieron la primicia.

Papermaster tiene una larga experiencia de 25 años en desarrollo de productos y tecnología. Previamente trabajó para IBM donde también fue vicepresidente. Se inició en la División de Microelectrónica y contribuyó al desarrollo de las herramientas para CAD así como de los microprocesadores en IBM.

No se ha podido confirmar si fue despedido o salió por su propia voluntad. No existe un comunicado oficial de parte de él, pero Apple ya ha removido de su sitio toda información referida al ex-presidente en esta compañía. El asunto se torna interesante por que en menos de 16 meses y luego de dos años de pelea en corte por una demanda interpuesta por el mismo IBM, Apple no pone impedimento para que Papermaster al fin puede hacer de su vida lo que el quiera.

Bob Mansfield, anteriormente responsable de la división de hardware para Macintosh reemplazará a Papermaster en sus funciones.

No se puede especular pero todo hace pensar que la salida del ingeniero experto en diseño de chips (no en antenas) está ligado al problema que duró semanas haciendo titulares en los medios de comunicación, el problema de atenuación de la antena en el iPhone 4. De ser así, se trata de un proceso administrativo muy norteamericano, en el cual la cabeza paga las consecuencias de un error con su trabajo.

El saliente vicepresidente reemplazó a Tony Faddell en el 2008 y si no fuera por la tantas veces negada antennagate de Apple, con tan corto tiempo en la compañía, su partida no llamaría la atención de nadie. Las pruebas de la antena se hicieron con dos años de anticipación, pero fue el quién debió dar la autorización final. Lo que sugiere que Papermaster no es el único responsable. Lo despiden por eso? Y realmente lo despidieron?

Lo cierto es que no tuvo mucha visibilidad ni durante la publicidad que lanzaron para el iPhone 4 , ni durante la conferencia de prensa del 16 de julio donde solo Steve Jobs, Tim Cook, y Mansfield estuvieron, aún cuando Mark era el más llamado a estar presente.

Ahora los fanboys ya pueden estar tranquilos, se fue el causante de sus desgracias ( y de las nuestras también).

[Foto cortesía de Apple Inc.]


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!