Dell y su Servicio Técnico arruinan la vida privada de una norteamericana.

Lo que sucede en nuestra casa o en nuestra alcoba es eminentemente privado. Se necesita una orden judicial para penetrar esos lugares, blindados solo en nuestra imaginación. Después de leer esta historia, recuerde que sus datos personales con sagrados y asegúrese de averiguar nombre y localidad de la persona en el otro lado de la línea.

Lo que sigue es una historia para fin de semana. Se trata de una californiana, en Sacramento, de unos 48 años y con un hijo adolescente. La historia empieza en Diciembre del 2008 cuando Tara Fitzgerald había posado desnuda para su novio, almacenando las fotos en la computadora de su casa, que era compartida con su hijo.

Sabiéndose que no manejaba bien la computadora, y temerosa de que su hijo diera con estas reveladoras fotos, decidió contactar al fabricante que en este caso era Dell. Llamó al call-center en su región sin siquiera imaginar que iba a ser atendida por alguien a miles de kilómetros en Mumbai, India.

Como es costumbre las compañías norteamericana contratan los servicios de atención al cliente fuera de los EE.UU., en países donde la mano de obra es más barata. Riyaz Shaikh, 24 años y quien fuera el que atendió la llamada, trabaja para una compañía bajo el nombre Sitel, en India, que es un centro de servicio al cliente quienes bajo contrato ofrecen soporte técnico a Dell.


Después del primer contacto con Shaikh, la mujer se vio envuelta en toda clase de situaciones: romance, extorsión y hasta pronografía, todo a vista y paciencia de ella.

Una vez proporcionada toda la información al servicio técnico de Dell -leáse Riyaz Shaikh – el técnico (timador) no tardó en localizar las fotos con un elevado componente sexual. Pero sorpresa, luego de eso la inexperta usuaria de los productos de Dell, comenzó a recibir en su correo electrónico fotos de vínculos a páginas porno (Bitchtara) donde ella misma era la improvisada modelo.

Fitzgerald para entonces ya poseía varios medios para contactar al indio y así lo hizo. Al pedirle explicaciones de lo sucedido, el técnico se defendió argumentando que tal vez pudiera haber sido su propio novio el que habría hecho públicas esas fotos. Para solucionarle el problema Shaikh le prometió que con una nueva laptop Dell estaría en posibilidad de hacerlo, dudosa y todo, la incauta señora accedió y le envió una a Mumbai.

Pero la gentileza y amabilidad de Riyaz Shaikh hicieron que la señora californiana hasta soñara en un romance online, mismo que fue roto cuando el mismo técnico le presentara a otra chica joven de 22 años que había conocido mediante el mismo sistema de representación técnica, justo un 14 de Febrero.

Así de complicadas las cosas, el hombre de Mumbai logró obtener la cuenta de Fizgerald en Dell, el número de su tarjeta Dell Preferred, misma que obtuvo con pretexto de comprar software para la computadora que estaba suspuesto a limpiar. Mentira. La usó personalmente para comprarle a su novia en Waynesboro, Tennessee, una computadora y un router.

Y aunque el indio aceptó que ‘accidentalmente’ usó la tarjeta de la señora Fizgerald, la promesa de pagarle $ 1000 en lugar de los $802 que realmente fueron cargados, son solo promesas y hasta una semana no habían sido devueltos.

No se sabe el desenlace aún de esta larga historia, pues la agraviada ha contactado por varias oportunidades a Dell y aunque le ofrecieron un reembolso de los cargos a su cuenta, no han aceptado que los cargos fueron hechos por uno de sus mismos representantes.

Al fin y al cabo el técnico indio sigue en posesión de las fotos extraídas de su computador. El asunto reabre el debate sobre la responsabilidad de los fabricantes ante la actuación de los servicios de soporte subcontratados en terceros países. La señora Fizgerald talvez deba usar las redes sociales para hacerse oír de parte de los ejecutios de Dell. Mientras tanto ella ya busca ayuda legal para demandar a la compañía; que si el técnico estuviese en los EE.UU. no solo que ya hubiese perdido su trabajo sino que estuviera preso por defraudar a un cliente.

[Fuente News10]


Estos artículos también te pueden interesar:

No Responses

  1. Pingback: twittter bot 8 Agosto 2010