Bienvenidos a la Iglesia Apple! Conclusión académica en Texas.

Ballmer dice que existen muchas cosas que el iPad no hace bien o no siquiera las hace. Todos sabemos que el iPad no toca todos los videos (Adobe) y el iPhone tiene problemas al hacer sus llamadas.

Para despecho de Microsoft el iPad ha vendido más unidades en los primeros tres meses que lo que ellos vendieron de Tabletas en un año completo. Ballmer, el duro de Microsoft, ha dicho que siguen trabajando en el Slate bajo Windows, pero ese detalle no aparece entre las 8 prioridades que la compañía tiene para este año.

No importa que en los EE.UU paguen caro el servicio de internet para el iPad –en Singapur pagan 51 centavos de dólar por 1 GB — Los norteamericanos pagan el 80% respecto a eso. Y a pesar de todo, este estudio ha encontrado que Apple es algo así como una religión.

Dos profesores universitarios de la Texas A&M arguyen que la única manera de entender la adoración servil y el super éxito financiero de Apple respecto a su “Teléfono Dios” (el iPhone), es que las paredes de sus tiendas se hayan convertido en las nuevas iglesias de la generación geek.

La conducta casi religiosa de los fanboys, así como su devoción/subcultura, son ejemplos de una “religión implícita”, sentencia la profesora iHeidi Campbell, una de las autoras del estudio. La tecnología se convierte en un substituto de las creencias y como tal se convierte en una práctica religiosa.

Para los investigadores de la Universidad es importante tener en cuenta que la historia de Apple contiene elementos básicos en los que se sustentan las religiones tradicionales: Apple cree ser el modelo de una modesta tecnología – no muy diferente al humilde pesebre del nacimiento de Jesús; Steve Jobs es percibido como un líder mesiánico que ya desapareció, pero resucitó para salvar a la empresa; y, Apple siempre ha tenido tradicionalmente un gran enemigo, el diablo, representado primero por Microsoft y ahora por Google.

Así que si ellos lo quisieran, bien podrían crear la religión oficial Apple. Pues, muchos ya creen en el poder del iPhone y millones de consumidores corren a comprar cualquier producto que la compañía haya lanzado, no importa que tengan defectos.

Para establecer una religión, no es necesario creer en los poderes sobrenaturales de Apple, que no los tiene. Eso sí es legalmente posible en los EE.UU!

Según los autores, todo esto explica el por qué los fanboys aún creen que el líder de la Iglesia Apple es Steve Jobs, quien culpa a los consumidores por la mala recepción del iPhone 4 (evidentemente, los usuarios están sosteniendo sus teléfonos incorrectamente). Y ya ustedes saben que ellos siguen comprando el teléfono a pesar de sus graves defectos de diseño.

[Fuente FoxNews]

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Si te gustó el artículo, nos ayudará si ofreces un Me Gusta y compartes Geek's Room! _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Acerca de Milton Ramirez

Milton Ramirez es Senior Editor de GeeksRoom.com en los EE.UU. Ha estado en el mundo de los blogs por más de 10 años y es un apasionado por la Education & Tech, con experiencia en educación y comunicaciones online y tradicional. Es a jack of all trades, le gusta leer y no es muy difícil encontrarle deambulando por las redes sociales como @tonnets.
Esta entrada fue publicada en Apple y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Los comentarios están abiertos para todos los lectores, pero si los mismos contienen spam o son comentarios ofensivos, nos reservamos el derecho de eliminarlos.

Los comentarios están cerrados.