Aunque para Jobs los medios de información están confabulados en contra de Apple, queremos agregar solo un poco más de leña al fuego.

Para nadie es nuevo que el CEO de Apple, este pasado viernes, involucró a sus socios en el negocio con el problema de la atenuación de la antena en el iPhone 4.

Antes de las declaraciones su socios, ahora sus competidores, tanto Research In Motion, Samsung, HTC y otros más han emitido sendas respuestas que para nada salvan el buen nombre del iPhone.

El Jefe de operaciones de HTC, Hui-Meng Cheng expresó este lunes que Apple debería encarar sus propios problemas. Refiriéndose al modelo que se presentara en la conferencia del pasado viernes, dijo que el modelo ahí mostrado tiene 35 veces menos quejas que el iPhone 4.

Los principales de RIM (BlackBerry), Mike Lazaridis y Jim Balsillie, no vacilaron en afirmar que es inaceptable que Apple quiera arrastrarles a su auto debacle. Manifestaron que existen razones por las cuales los BackBerry no tienen diseños de antenas como el que usa el iPhone 4. Su companía no necesita tener protectores en sus BlackBerry para que estos mantegan conecticvidad adecuada, sentenciaron.

El Omnia II de propiedad de Samsung también fue aludido por Steve Jobs. El Vicepresidente de Omnia, Hwan Kim, dijo a Reuters que ellos no han recibido significativas respuestas negativas de sus clientes respecto al Omnia II y que este utiliza un diseño de antena que optimiza la calidad de recepción para cualesquier tipo de bloqueo causado por la mano en el momento de sotener el celular.

Aunque Motorola no fue aludido directamente, su co-CEO Sanjay Jha, respondió casi inmediatamente el pasado viernes que era falso sugerir que todos los smartphones funcionan de igual manera. Emplazó a Apple diciendo que de las pruebas hechas por Motorola con su Droid X, se encontró que este rinde mucho mejor que el iPhone 4 cuando este es sostenido por sus consumidores.

El problema ahora no solo de Apple sino llevado al mercado del los celulares, tendrá su infleucia en el futuro. Aunque no concidimos en el hecho de la debacle conforme RIM sugiere, lo icerto es que la gota que derramó el vaso de agua fue la comunicación de Consumer Reports en el que se escribía que era responsabilidad de Apple arreglar el problema —a cero costo adicional para sus clientes.

A pesar de que los ‘regalos de protección’ que se han ofrecido hasta el 30 de Septiembre, arreglan el problema técnico, no sabemos quién podrá arreglar al imágen de Apple que se ha metido no solo con sus clientes acostumbrados a presumir de sus productos, pero con la competencia que de vida y gusto desearían robarle mercado a Apple. Jobs dijo que solo la mitad del 1% de los tres millones de iPhones vendidos tienen atenuación de antena y que las devoluciones son menos de un tercio de las que tuvo el iPhone 3GS.

A veces hay que pagar el precio de lo que nadie más hace, poner una antena por fuera del teléfono cuando todos los demás no lo hacen.

[Fuente NewsFactor]


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!