Seguimos con las batallas de los smartphones y esta vez le toca a dos fuertes, el HTC Desire y el Samsung Galaxy S, los dos con sistema operativo Android.

La prueba se realizó ejecutando el juego Quake 2, el cuál no se caracteriza por no exigir recursos, al contrario, necesita y muchos!

A continuación en el video tienen las pruebas necesarias para sacar sus propias conclusiones, aunque les anticipo que no se van a sorprender mucho, al menos si no son fans de estos dos smartphones.

 

[Fuente Gizmodo]


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!