El modelo de webquest surge en la State University, de San Diego, EE.UU., en el año 1995. Fue desarrollado por los profesores Bernie Dodge y Tom March.

Una webquest tiene las siguientes características:

  • Es un trabajo destinado a un grupo de alumnos, que propone una actividad con información proveniente en casi su totalidad de internet. Entre las consignas no se encuentra la búsqueda de información: en el diseño de la webquest ya están previstas las fuentes de información.
  • La webquest como actividad se focaliza en que los alumnos trabajen en la gestión de la información que se propone; las consignas apuntan a que los estudiantes transformen la información. Se busca evitar la copia directa de los sitios (copy paste), vicio habitual del trabajo con internet; el trabajo de transformación de la información se enmarca en un juego de roles o en la simulación de una situación profesional; las actividades se proponen generalmente para trabajar en grupo.

Una webquest apunta a desarrollar las siguientes competencias:

  • La buena gestión de la información (más que la búsqueda, selección y clasificación, que son procesos diferentes);
  • la lectura y la comprensión de textos;
  • la escritura y la comunicación a través de textos;
  • la creatividad;
  • el aprendizaje en grupos.

Dentro de un marco didáctico, la webquest se revela como una metodología muy adecuada para incorporar internet en el aula. Es un modelo simple y rico para los usos educativos de la red. Asimismo, se articula muy bien con teorías pedagógicas como el constructivismo. Es una metodología para construir aprendizajes significativos y realizar trabajos interdisciplinarios.

Estas actividades no requieren un software específico: se pueden crear o resolver en un procesador o un graficador.

La idea de las webquest incluye la de que los docentes, una vez familiarizados con su metodología, creen sus propias webquest, adecuadas a los requerimientos de su grupo de alumnos. También, que las producciones de los distintos docentes se compartan, por lo que se propone subirlas a la red.

El alma de las webquest

¿A qué nos referimos al mencionar el alma de las webquest? Jarbas Novelino Barato, en su página “El alma de las webquest” señala: “Sin ella los productos de la tecnología educativa pueden ser técnicamente correctos pero no conquistarán los corazones y las mentes de los estudiantes”.

Dar alma a las webquest significa:

  • Proponer un camino atrayente para el uso de internet en educación.
  • Crear una dinámica que comprometa al alumno en el proceso de construir su propio conocimiento.
  • Permitir que el alumno gestione la información que se le brinda, transformándola por medio de críticas productivas y personales.
  • Incorporar la creatividad.
  • Aprender cooperativamente.
  • Relacionar los temas con la vida cotidiana.
  • Manifestar un compromiso por parte del educador.

“…las buenas webquest deben ser animadas (con alma) ya que el modelo elaborado por Dodge, así como las creaciones de Paulo Freire, de Michael Young, de Freinet y de muchos otros grandes educadores, exige coherencia, armonía de las partes, la adhesión a determinados principios y la convicción de que aprender es una aventura humana que vale la pena de ser vivida.” [1]

Niveles de webquest

Según su duración, las webquest pueden tener distintos niveles:

  • Webquest corta: adquisición e integración del conocimiento de un determinado contenido de una o varias materias.
  • Webquest larga: son más profundas y elaboradas.
  • Miniquest: es una versión reducida de las webquest. Los alumnos pueden realizarlas completamente en una clase. Son ideales para que los docentes den sus primeros pasos en la construcción de actividades de aprendizaje basadas en la red.

Estructura de una webquest

La estructura de una webquest tiene seis pasos.

  • Introducción
  • Tarea
  • Proceso
  • Recursos
  • Evaluación (puede ser en forma de rúbrica, es decir, a partir de una grilla previamente establecida)
  • Conclusión

Pueden incorporarse otros puntos, como una guía para el docente, y se agregarán cuando correspondan los créditos y referencias.

¿Por qué incorporar webquest en el trabajo docente?

Una de las misiones de educ.ar es facilitar a los docentes herramientas para enseñar en la sociedad del conocimiento. La visión de educ.ar es aplicar las Tecnologías de la Información y la Comunicación a la solución de los problemas prioritarios de la educación.

Por tal motivo hemos propuesto estas actividades con el objetivo de:

  • poner a disposición de los docentes una técnica que facilite la integración de internet a la praxis diaria;
  • ofrecer una metodología práctica, fácil y eficiente para trabajar con internet;
  • brindar actividades motivadoras, creativas, teniendo a la red como recurso esencial;
  • evitar vicios del uso educativo de internet, como el vagabundeo y el copy-paste.

Muchas veces se piensa que todo lo que se puede hacer con la computadora se puede hacer en el cuaderno de clases. Las webquest son actividades para realizar exclusivamente con la red, y favorecen la posibilidad de que los alumnos tengan acceso a contenidos interesantes, de calidad y actualizados.

Internet brinda una gran cantidad de información, y el uso de esta metodología es una manera de aprovecharla. Los chicos accederán a documentos de primera mano, fuentes primarias, etc., a los que sería muy difícil llegar de otra manera.

No es la única ni principal manera de trabajar para lograr el desarrollo del pensamiento crítico de los alumnos, pero sí una nueva estrategia de este momento que brinda un valor agregado más a los recursos de nuestros docentes, y permite la transformación y la construcción del conocimiento.

Para continuar aprendiendo?

En la página web de Eduteka se presentan herramientas sencillas y gratuitas para elaborar y publicar webquests muy fácilmente:

[1] Jarbas Novelino Barato: “El alma de las webquest“.

Vía: Educ.ar


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!