“Maliciosos” me da gracia esa palabra! 😛

Pero no me da gracia cuando por culpa de ellos mi computadora se infecta de virus, spyware y esas yerbas… 🙁

Esta mañana al entrar a mi Gmail, veo un correo de una amiga, lo abro y veo esto:

Sigo revisando el correo y veo este otro:

Ah bueno! Menos mal que soy de las que no hacen click (pinchan) en los enlaces que recibo por mail por dos razones:

1º: Porque a veces tengo fiaca (pereza) 😛

2º: Porque cuando veo que me quieren vender o dar algo gratis desconfío. Si, soy mal pensada, Gente! 😛

Aparte, he leído tanto sobre el pishing, el robo de cuentas y esas cosas, que tengo incorporado el chip de “no abrás un link si no estás segura”.

Y  si, tal vez me abré perdido un millón de libras esterlinas por no haberlo hecho, ¡pero bueh!, nunca lo sabremos…. 😛

Después de mirar mi correo me puse a revisar las noticias en mis Alertas de Google y leo esto:

“Masivo envío de correos con virus que aparentan ser remitidos por Facebook.”

“Los internautas con cuenta en Facebook deben estar alerta. Si reciben un mensaje de correo del supuesto servicio de atención al cliente de la red social en el que se anuncia un cambio de contraseña por razones de seguridad…no lo abran. Contiene un archivo adjunto que si se clica instala en el ordenador del receptor del mensaje varios programas maliciosos destinados a dar el control de la máquina al remitente. Según la empresa de antivirus McAfee, se trata de una campaña de scam (envío de correo fraudulento) organizada a través de los servicios de correo electrónico generales y no a través de Facebook. ” [Fuente: El País.com – Tecnología.]

¡Ah bueeno, dos veces en el día! 😛

No solo recibí un mail malicioso o que tenía pinta de serlo , si no que también podría recibir un mail malicioso referido a la cuenta de Facebook!

Ok, yo todavía no recibí nada, pero una nunca sabe… Convengamos que tampoco tendrían mucho para robar… 😉

Así que Gente, tengan cuidado con los mails que reciben, por más que sea de alguien conocido (como me pasó a mi con Stellita) o de alguna de las redes sociales donde tienen sus cuentas, porque nunca se sabe en qué va a terminar ese click en el enlace o la descompresión de archivos como está pasando con Facebook.

Recuerden: Más vale prevenir que curar, mantener los antivirus al día y sobre todo, usar el sentido común, que a veces es común no utilizarlo. 😉


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!