Ashley M. Sullivan, una joven de 17 años, se encuentra presa en la carcel del condado de Niagara debido a ir manejando en estado de ebriedad, chocar y provocar la muerte de su novio, quien la acompañaba. Pero lo que motivó una condena mucho más dura fué una foto que el juez vió en Facebook.

Igualmente la condena no fué tan dura como es de pensar, ya que le dieron 6 meses de carcel y 5 años de prueba, en los cuáles debe de tener una conducta ejemplar y supongo que tendrá que presentarse todos los meses al oficial que lleva su caso, someterse a tests y otras cosas por el estilo que se acostumbran en estos casos.

Al mes de haber tenido el accidente, ella subió una foto a Facebook, que se tomó en Florida y en la cuál le escribió la capción: Drunk in Florida (borracha en Florida).  Cosa que no le gustó al juez, Matthew J. Murphy, quién le dijo a Sullivan que el tenía problemas con su conducta después del accidente.

El juez también se negó a darle el estado de ofensa cometida por un menor, si nó que trató el caso como si fuera mayor de edad.

Un caso en que la estupidez le gano al sentido común y recibió lo que se merecía, aunque a mí me sigue pareciendo una sentencia muy leve.

Vía The Buffalo News


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!