Parece que los astronautas, ni los encargados del centro de control en Houston tenían pelos en la lengua!

Vía Boing Boing


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!