Hoy en día encontrarse con sitios que nos pueden dañar y mucho, hablando específicamente sobre nuestra privacidad, es muy común.  Hay formas de evitarlo, pero no todo el mundo toma precauciones y sigue cuanto enlace entra en su buzón de email, para luego lamentarse por no haber sido precavido o entra en sitios que nos cargan cookies que no son precisamente las que nos hacen engordar.



Si quieren evitar esto, una de las herramientas más rápidas y al alcanze de la mano, es utilizar un proxy.  Se pueden utilizar programas, browsers específicos que ocultan nuestra identidad, pero eso no es facil tenerlo con nosotros a cada momento.  Si, podemos tenerlos en un stick de memoria, pero a veces no podemos usarlos y tenemos que caer en un proxy.

Recién estaba probando uno, Ctunnel, que me gustó y que a pesar de tener la publicidad en la parte superior, cuando muestra la pagina que queremos ver, no es tanto como la que muestran otros proxys.

Entre otras cosas nos permite gestionar las cookies, permite remover scripts  y también utilizar encripción SSL

No es la solución, pero al menos ayuda un poco.

Enlace: Ctunnel


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!