No solo en la Iglesia nos podemos confesar! En estos tiempos de startups con ideas que uno ni se hubiera imaginado tan solo un par de años atrás, lo único que nos faltaba era confesarnos en línea.
El sitio de confesiones se llama I4Giveu, un nuevo invento de esta Web 2.0 que se encuentra en estado beta.

I4Giveu



Tus confesiones son juzgadas por los otros miembros y ellos deciden si tus pecados son perdonados o no. La confesión es simple, llenas el formulario con tus pecados, seleccionas la categoría y listo, esa es la forma más directa y anónima, ahora si quieres participar de la comunidad que compone este servicio y poder participar más activamente, deberás de suscribirte.

A medida que uno se va confesando y de acuerdo a como es juzgado, va construyendo su reputación, como confesor y como miembro de la comunidad. Tu reputación afecta tu ranking como un peso, si eres un diablo, atraerás a un confesor inocente hacia tu lado y un inocente puede atraerte a ti. Como ven, es un poco complicado, pero una vez que entienden el concepto, todo se hace mucho más facil.

Los pecados más populares, de acuerdo a las etiquetas, son Amor, adulterio, estupidez, sexo, odio, mentiras y abuso.

Así que a confesarse, que aquí no hay que esperar al cura que termine de confesar a otro feligres, aquí nos podemos confesar a cualquier hora.

Enlace: I4Giveu


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!