El tatuaje de por sí es una moda que se compone de varias modas, si bien hay veces que pasa de moda, dentro de ellos hay varias modas, de la lengua de los stones, al che, se paso a las hadas, los indios y todo tipo de simbologías a parte de las formas, tamaños y colores.



Al menos así lo veo yo, que a pesar de tener la posibilidad y ser una gran admiradora de todo aquel que se tatúa el cuerpo o se cuelga piercings, jamás me ha tentado hacer lo mismo.

Preguntando a cualquier amigo o amiga, sobre cuál sería su razón para no hacerlo la respuesta es siempre la misma, ponerte un tatuaje decente duele y aparte cuesta una pasta, cuando te aburres de él te cobran el doble y duele lo triple (en fin que seríamos unos masocas).

Ahora parece que hay una crema rejuvenecedora, que inyectada de forma similar a la tinta, cuando te hacen un tatuaje llega a retirártelo completamente, sin dejar ni rastro como ocurre con el láser y otros métodos abrasivos, el precio lo desconozco.

Para mí todavía no es motivo de ponerme uno.

The mail online

Foto CC de f-mafra


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!