A ver, a ver, a ver, ¿Cuántos de vosotros tenéis un mouse de repuesto?

Pues yo ni lo tenía y sigo sin tenerlo por eso me lo apunto bien grande para acordarme, de que en cuanto tenga la menor oportunidad compraré otro mouse para que no me vuelva a ocurrir lo de este sábado.

El sábado por la tarde, en mitad de un artículo que había que entregar el lunes a primera hora, mi mouse se murió, como estamos en fiestas las tiendas del centro estaban cerradas y tuve que cruzar la ciudad andando a 35º C para conseguir uno nuevo, me quedé achicharrada.

Nunca más.

 


No olviden seguirnos y comentar en Facebook.


¿Te gustó? Compartilo con tus amigos!